ArchiHomy surge de la combinación de dos palabras en inglés: arquitectura (archi) y comodidad (homy). Reuniendo en un solo concepto, el Diseño interior y el confort.

El Buen Diseño de interior es aquel que realmente sirve para lo que ha sido pensado, que es ser:

  • cómodo, que no suponga un peligro en su uso.
  • funcional que sirva realmente a las necesidades de sus propietarios
  • limpio y despejado de cosas superfluas que no aportan valor
  • atractivo que transmita de un vistazo una sensación agradable

 El objetivo no es solo crear espacios bonitos (algo en lo que se pierden algunos afamados arquitectos), sino espacios que contribuyan al bienestar. 

Esto llevado al mundo de los negocios, se traduce en clientes que vuelven una y otra vez, no a consumir, sino a vivir una experiencia.

Y si no, piensa por un momento cuando vas a un restaurante, que es lo que te hace decidir entre la opción A y la B. 

Interiorismo para negocios

¿Sabes qué es el visual merchandasing?, es la razón de porqué las chuches y las pilas están siempre cerca de las cajas?. ¿Te has fijado que las cadenas de comida rápida usan el rojo y el naranja en su marca?. Pincha en una imagen de abajo y descúbrelo.

En los últimos años, se ha empezado a estudiar como la Arquitectura, el Diseño y las condiciones físicas de los espacios, afectan a los patrones neuronales de nuestro cerebro, encargados de identificar el entorno.

Si el entorno en el que nos movemos influye en nuestras neuronas, es lógico pensar que también influye en nuestro estado anímico y por ende en nuestra conducta.

Y si el hogar es el sitio donde más tiempo pasamos (aunque sea durmiendo), imáginate lo que tu casa puede influir en tu calidad de vida, tu prosperidad, tu salud y tus relaciones.

Decoración y Diseño interior

El Diseño de interiores, debe estudiar cinco variables:

  1. saber combinar objetos con formas, colores y texturas
  2. controlar la temperatura y la humedad
  3. dar una adecuada iluminación
  4. controlar el nivel de ruido
  5. y crear la sensación de Seguridad.

Para lo que hace falta además, del conocimiento de unos requesitos de Arquitectura técnica, Normas urbanísticas, Precios de la construcción, etc…

En los últimos años, se ha construido mucho, pero se ha perdido buena parte de la lógica y del buen hacer de las antiguas construcciones.

Las ciudades modernas están atestadas de edificios disfuncionales que no cumplen la que debería ser su principal misión.. conseguir la máxima comodidad con el mínimo gasto energético.

No es solo que la energía sea escasa y que cada vez la paguemos más cara, es que su uso perjudica el medio ambiente y por tanto nuestra salud.

Los avances técnicos permiten construir casi de todo en cualquier sitio, pero esto ha hecho que muchos edificios sean más esculturas que un lugar donde ubicar empresas prósperas.

Los cimientos de la construcción sostenible, se basan en los preceptos de las antiguas construcciones. Muchos de los cuales, han sido incorporados a la Arquitectura Bioclimática y que curiosamente (esto puedo decirlo una vez he estudiado ambas disciplinas) tienen mucho mucho en común con el Feng shui.

Gracias