El triángulo de trabajo. Placa, frigo y fregadero.

Al proyectar nuestra cocina, es fundamental la colocación de tres elementos que definirán el triángulo de trabajo, es decir la zona de mayor tránsito a la hora de cocinar estos elementos son la zona de preparación, zona de cocinado y zona de lavado.

Es importante que no haya excesiva distancia entre los mismos, la longitud ideal de la suma de estos lados del triángulo estaría entre los 3,5 y 6,8 metros.

Esta distribución depende fundamentalmente de la distribución de la cocina y como no de las dimensiones de la misma:

Distribución lineal

Requiere dejar espacio entre ambos lados del fregadero y los fogones. El frigorífico debería colocarse en uno de los extremos, con la puerta abriendo en dirección a la encimera

Distribución enfrentada

Es ideal colocar en en el mismo lado la vitrocerámica y el fregadero y el frigorifico en la pared contraria. El espacio entre los dos debería ser al menos de 1,20 metros para permitir el paso cómodo de dos personas pudiendo reducirse hasta un mínimo de 0,95 metros.

 

 

 

Forma de L o U

En las cocinas con forma de L o U, hay que cuidar las distancias entre estos tres elementos, para evitar los desplazamientos excesivos.

Podemos usar un extremo de la barra en L o U, para comer en él con dos opciones:

  • se superpone una pequeña barra que quede a 1,20 m de altura respecto del suelo y que sobresalga dos palmos hacia el exterior. Con unos taburetes altos como los de bar tendremos un pequeño espacio para comidas rápidas.
  • se baja la encimera hasta los 0,70 metros, liberándola de muebles abajo (y apoyándola en una pata de aluminio) para poder comer sentados en sillas normales y meter las piernas.

Isla central

La cocina con isla central, es la que más invita a la socialización. Se puede poner la zona de fuegos en el centro o simplemente usarlo como zona de preparación que integre dos espacios con distintos usos, como cocina y comedor. Muebles, o una buena mesa que sea la protagonista.

Las cocinas con isla son cocinas grandes, que requieren mucho espacio para colocarlas pues ya hemos dicho que alrededor hay que dejar un espacio mínimo de 0,95 metros para no tener sensación de que los muebles se nos echan encima.

Es fundamental colocar las tres zonas lo suficientemente próximas entre sí, de otro modo perderíamos tiempo en desplazamientos

4. Paredes y techos de la cocina

Hablando del contenido no podíamos olvidarnos del continente. Explora versiones distintas al azulejo de toda la vida en aquellas zonas menos sometidas al desgaste. Aunque si tu cocina es una cocina de batalla, el azulejo es la mejor opción porque hace de barrera al vapor que se genera, evitando que la humedad salga a otras paredes de la casa.

5. Mesas, sillas y otros muebles auxiliares

5.1. Mesas y sillas, ideas

Qué estilo tiene tu cocina, clásico, industrial, moderno. No olvides conjugar tus mesas y sillas para que acompañen el diseño.

¿Vas a comer en la cocina? una silla y mesa de altura estándar es la mejor opción, más comoda y funcional.

¿Te gusta comer en tu salón? Pues libera espacio con una simple barrita o una mesa alta con taburetes.

5.2 Textiles para la cocina

Las cortinas e incluso cojines en las sillas serán el último toque que vestirá la cocina. Atrevete e innova aquí porque cambiarlo va a ser mucho más fácil que en un azulejo o mueble.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.