La iluminación de interiores debe hacerse para que sea un elemento que sume y no que reste.

Si quieres vestir con luz tu casa o negocio, sigue estos tips básicos

Nivel de iluminación adecuado

Cada actividad requiere un nivel de iluminación adecuado, por ejemplo en oficinas se requiere sobre la mesa de trabajo una iluminación de 500 lux para evitar la fatiga visual.

Más intensidad de luz supondrían destellos y menos forzar la vista.

Fuera de la mesa de trabajo una intensidad lumínica para poder distinguir los objetos sería suficiente.

Para saber más puedes consultar esta guía del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo.

Proyectar los puntos de luz

Ver cuantos son precisos para llegar a cada puesto de trabajo, o en el caso de luces escénicas o retroiluminados que cumplen una función más estética y de ambiente.

Una vez situados las lámparas necesarias, se puede proceder a establecer los circuitos necesarios para cubrir estos puestos.

Ten en cuenta que según el reglamento de baja tensión el circuito de iluminación C1 solo puede tener un máximo de 20 puntos de 10 A (amperios) por circuito.

Temperatura de color. Cálido / frío

O aprender a elegir luces cálidas con lámparas incandescentes o frías como los fluorescentes.

La temperatura de color de una bombilla influirá en la percepción de los colores de la estancia.

Las luces cálidas, con alta temperatura de color, amarillean los espacios, crean además una sensación térmica mayor y son ideales para rincones íntimos.

Las luces frías, tienden hacia el espectro azul y aportan frescura y sensación de limpieza. Se recomienda en cocinas o lugares donde haga falta una buena iluminación sin sombras y pulcritud.

Proyección de la luz. Directa / Indirecta

La iluminación indirecta como la retroiluminación de la imagen superior, aporta espectacularidad a un proyecto. La luz, baña las paredes elegantemente, pero hay que tener cuidado porque resalta cualquier pequeña imperfección.

La luz directa con un foco potente o varios más débiles. Iluminación general para toda la estancia o puntual para resaltar detalles concretos.

Sincronización de las luces. Claro – oscuros

O como van a funcionar los encendidos y apagados de las luces. Podemos además poner reguladores de intensidad para crear escenas.

Un buen estudio de iluminación estudiará el nivel lumínico que necesita cada rincón y la manera de conseguirlo.

Crear recorridos visuales

La iluminación de interiores sirve para dirigir y atraer la atencíón donde queremos llevarla.

Juega con la luz. Imagina que es lo primero que verá una persona al entrar a un espacio y como su mirada recorrerá cada rincón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.