Libros, Papeles y Komono. Método KonMari

En esta segunda entrega, nos ocuparemos de los objetos Komono, el papeleo y los libros.

Método KonMari para ordenar los libros

Ahora quiero explicar paso a paso, los entresijos de este método. Paso a paso

  • Con los libros igual que con la ropa. Colócalos todos en el centro de una habitación.
  • Selecciona y quédate sólo con los libros que ames y los de consulta, aquellos que necesitas revisar de vez en cuando.
  • Deshazte de las novelas y de aquellos libros que nunca leíste o se quedaron a medias de leer.

Creéme, es muy poco probable que retomes esa novela a medias, sino tuvo el gancho de que la terminaras en su momento. Te apetece leerla ahora mismo, ¿no?.

También es poco probable que leas dos veces la misma novela, a no ser que te tenga enamorada su historia, sus tapas, su recuerdo, con lo cual, este libro entraría en la categoría de lo sentimental y ha de conservarse.

Entiendo que para ti sea un sacrilegio tirar a la basura un libro, siempre puedes donarlo a una biblioteca o venderlo. En el mundo hay miles de personas queriendo leer libros que actualmente están descatalogados y que acumulan polvo en las estanterías de sus dueños.

Papeles, la regla general es …. ¡Tirarlos todos!.

Sí como lo oyes. Para Marie Kondo solo existen dos clases de papeleo.

  1. Papeles que se deben conservar. Escrituras, contratos, garantías de electrodomésticos, etc…
  2. Papeles de los que nos debemos ocupar y una vez hecho, desechar.

Aquí no entran las cartas que guardas de tu primer amor, eso pertenece a la categoría sentimental de la que te ocuparás en último lugar (yo todavía no he llegado).

Ordenar el papeleo

Los papeles para ocuparse, serían todos esos que requieren tu atención de una manera inmediata, urgentes y/ó importantes. Ocúpate, simplifica tu vida y vive a gusto. No vale procastinar.

Establece dos carpetas (o archivadores si el volumen es importante) para estas dos categorías y desecha todo lo demás.

Los recibos de consumos como luz, teléfono pueden desecharse una vez se ha comprobado que se han cobrado correctamente en el banco. Salvo que te los puedas desgravar por empresa.

Puede que te asuste tirar algún documento importante (no debería de pasar si los revisas y guardas todos de una vez), pero te evitarás quebraderos de cabeza cuando los busques.

O bien lo encontrarás a la primera, o bien te darás cuenta de que lo has tirado, dejarás de volverte loco/a buscando y procederás inmediatamente a ponerle solución pidiendo una copia al Notario, Centro educativo, Banco, etc…

Komono. Objetos varios.

En Japón suelen denominarlos objetos Komono.  Es la categoría más variopinta.

Para simplificar la labor, yo lo fui ordenando en subcategorías: , Komono de productos de limpieza, Komono de Bricolaje y Manualidades, Fotografía y música, Productos de belleza y así sucesivamente.

Lo agrupé todo en una habitación y tardé tres mañanas reorganizando todo. Lo que más me costó, fue fotografiar y buscar una ubicación temporal para aquellas cosas que podían venderse fácilmente en internet.

La cocina. Nivel leyenda

Ayúdate de mesas y encimeras para sacar todo de los muebles de la cocina. Revisa fechas de caducidad, utensilios que no usas, tira, limpia y reorganiza. Habrá un antes y un después en tu cocina.

Un truco:

Cambia las baldas inferiores a la altura justa de lo que guardan, seguro que al reorganizar, puedas sacar un estante más, que te cortarán en cualquier ferretería. 

Más Komono. Los productos de limpieza.

Otra categoría serían los productos de limpieza que solemos guardar en cocina y baño. Organízalos a la vez porque puede que necesites los mismos, aunque eso no significa que tengan que ir guardados todos en el mismo sitio.

Un truco:

Buscar remedios caseros para limpiar baratos, ecológicos y con menos riesgos de toxicidad en tu hogar. Son económicos y tendrás muchos menos botes que guardar.

Ejemplos de Komono

Si te has quedado con ganas de más o quieres ejemplos más explicativos sobre como doblar la ropa, o guardar los objetos dentro de los espacios de almacenamiento siempre puedes ir a un videotutorial de los muchos que hay en Youtube sobre este método.

Ó comprar el libro “La felicidad después del orden” de Marie Kondo, en el que podrás encontrar ilustraciones del proceso de ordenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.