Para la mayoría de comerciantes, pensar cual es la mejor distribución de los artículos en la tienda, supone muchas comeduras de cabeza.

Hay que aprovechar al máximo el espacio, exponer la mayor cantidad de artículos posible, pero al mismo tiempo, sin abarrotar, dejando respirar al cada artículo para que la exposición se vea óptima.

Y aunque cada tienda es un mundo, estas pequeñas reglas de orden, te ayudarán a ir reduciendo las incógnitas para dar los pasos en la dirección correcta. A estas técnicas se las conoce como Visual merchandasing.

¿Qué es el visual merchandasing?

Es el proceso de guiar a los compradores a moverse dentro de un establecimiento mediante una secuencia lógica. Guiando sus pasos, no solo con la vista sino también, con el resto de los sentidos.

El objetivo es favorecer que se detengan en determinados puntos y que compren el artículo que queremos promocionar. Ya sea por ser una oferta, o porque haya que darle una salida rápida.

Los estudios de mercado estiman que el factor emocional, motiva un 55% de las compras que hacemos y que una buena exposición aumenta las ventas en porcentajes considerables.

Por eso he elaborado esta guía básica en las que paso a paso se explica que es lo que hay que tener en cuenta para organizar el comercio.

Continuidad de las categorías de producto

Adyacencia de artículos

Para una óptima distribución de los artículos en la tienda, es necesario tener claro que productos estarán juntos entre sí (adyacencia), su demanda y el espacio expositivo que le vamos a dedicar.

Se pueden agrupar por tipos, colores, usos, etc…En la imagen de al lado vemos como se conjugan en un mismo supermercado prensa, alimentación y juguetes. Los productos básicos de consumo se sitúan al fondo del local, para obligar al consumidor a pasar delante de libros y peluches.

Productos estrella la joya de la corona

Cada comercio tiene sus artículos estrella para vender, esos a los que se saca una alta rentabilidad y que nos diferencia de nuestra competencia. Aquellos que nunca pueden faltar.

Estos artículos de venta tienen que estar en principio a la mayor vista si todavía nuestro negocio no es muy conocido, o algo oculto para obligar a los clientes a rebuscar y de ese modo, caer en productos secundariso que de otro modo pasarían despaercibidos. Eso depende de la estrategia comercial.

Productos de identificación

Existen los productos que ayudan al consumidor a reconocer lo que vende la sección o establecimiento, por ejemplo una columna de almohadas indicará la sección de ropa de cama en una tienda de artículos del hogar.

Distribución de tienda, la mejor zona para vender

Zonas platino, oro, plata y bronce

Los visual merchandasers, a la hora de distribuir la planta del local, la dividen en cuatro zonas: platino, oro, plata y bronce, siendo la platino la entrada con mayor número de ventas y la bronce la situada en el punto más alejado.

Además de utilizar la ubicación, la consideración más importante es conducir al consumidor desde la zona platino ó entrada a aquellos puntos donde se les impulsa a escoger y comprar el producto deseado.

Por eso no es casualidad que en la mayoría de supermercados los productos básicos de alimentación como el pan se encuentren al fondo de la tienda y las chucherías cerca a las cajas, donde tendremos que hacer cola.

Distribución en V y otros tipos

En espacios grandes, la distribución en V ayuda a dirigir al cliente, llegado un punto ha de decidir si girar a la derecha o a la izquierda, las líneas de visión y los puntos focales les incitarán a recorrer la tienda, es importante que ambos queden alineados y nada entorpezca esta vista.

Perspectivas visuales, conceptos de arquitectura aplicados al comercio

Conseguir una visión global de lo que se va a vender y distribuir su mejor colocación, requiere un ejercicio de abstracción fuerte.

En las fotografías junto a las zonas de venta, se ve como los arcos de la entrada y el pavimento en zig-zag refuerza las líneas visuales y focaliza la atención hacia los laterales del local. (Hit Gallery, Hong Kong)

Dirige a la clientela donde deseas    

Isoleé . Diseño Teresa Sapey

Existen maneras de guiar los pasos del cliente, si marcamos recorridos lineales en las superficies del interior. Con frecuencia, se recurre a un pavimento en distinto color o incluso unas huellas o flechas pegadas en el suelo. ¿Quien no se ha visto obligado en Ikea, a recorrer el laberinto de pasillos infinitos antes de llegar a cajas?.

El escaparate, tu tarjeta de presentación

Sin un buen escaparate que actúe como reclamo, nadie entrará en tu negocio. Crea una escena con tus productos y exponla, como si de un cartel de película se tratara.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.