Qué es el Feng shui y por qué funciona

Qué es el Feng shui y por qué funciona

Su traducción literal es Viento y Agua. Para los antiguos chinos la energía circulaba por los espacios interiores y la naturaleza en movimientos ondulantes, tal como lo hacen los fluidos.

Del estudio de la interacción de los cinco elementos de la naturaleza (Agua, Madera, Fuego, Tierra y Metal), surge una ciencia milenaria muy seguida en Oriente y que cada vez gana más adeptos en Occidente.

En Occidente, estos aspectos de la relación entre un ambiente, y como afecta a la conducta de los que lo habitan, lo estudia  la psicología ambiental.

La psicología ambiental, toma conciencia de la influencia de los espacios interiores para crear cambios positivos en la vida de las personas, en especial para ancianos, niños o personas con movilidad reducida.

Feng shui, Geobiología y Bioconstrucción, similitudes

Aunque son ciencias distintas que han surgido de distintas fuentes, bien es cierto que comparten muchas conclusiones acerca del saber habitar.

Comparten un mismo objetivo, que es, saber qué orientaciones son favorables o desfavorables para el bienestar y la salud de una familia.

En su lógica, el sentido común surgido de la observación paciente del fluir de la vida y la experiencia aplicada durante años, validan sus teorías que suelen ser si no iguales sí muy aproximadas.

Seguramente que habrás oído hablar del Feng shui como coletilla para querer decir que una casa o espacio tiene buena o mala vibra. O de qué tal o cual amuleto genera un buen chi (energía en chino)

Muchas personas (no sé en qué grupo te encuentras tú), no le encuentran una explicación racional que justifique que poner una figurita en una esquina definida de la casa vaya a mejorarle la vida. Y por esa razón, piensan que el Feng shui no es más que superchería china.

Por mi parte, te diría que Feng shui es principalmente sentido común. No la última moda importada de china. Porque en conjunto, aplica enseñanzas que se han llevado aplicando desde siempre en las construcciones.ué

¿Cómo funciona el Feng shui?

El Feng shui se lleva aplicando desde hace más de dos mil años. La experiencia avalan estos estudios.

Y esto es porque:

  • Es de sentido común que si pones el sofá en una corriente de aire y pasas muchas horas en él, tengas más resfriados de lo habitual.
  • Es normal que si encima de tu cama hay una lámpara pesada o una estantería en el cabecero, te cueste más dormir. Porque cierne sobre tí una amenaza constante de que eso te pueda caer encima en el momento en el que eres más vulnerable.
  • Es lógico que prefieras una posición desde la cual controles las puertas y ventanas para ver quien entra y quien sale (amigo o enemigo).

Porque esto, es la razón por la que consciente o inconscientemente te encuentras bien en un sitio o no.

Una casa o negocio puede estar:

  • limpio y ordenado (leer más sobre orden aquí)
  • con una estética y decoración que sigue las últimas tendencias

y sin embargo no resultar acogedor. Esto en un bar se traduce en clientes que se marchan y no consumen.

Una casa o un negocio puede estar limpio, ordenado, a la última y no resultar acogedor.

Cuando he profundizado más en el estudio de Feng shui, he encontrado muchas similitudes con la arquitectura bioclimática. Y aunque suene muy actual, no es más que el nuevo nombre que se le ha dado a hacer lo de toda la vida. Construir como lo hacían nuestros abuelos.

Los chinos lo llaman orientar la casa a la dirección del Fénix para tener perspectiva, yo como arquitecta técnica lo llamo orientar la casa al sur para tener el máximo aprovechamiento solar.

Lo más importante para hacer un buen Feng shui es la armonía. O sea, crear un balance en cada espacio de los cinco elementos de la naturaleza, madera, metal, fuego, tierra y agua.

Quien domina los cinco elementos, domina el Feng shui

Un ambiente con muchas telas y colores cálidos resulta acogedor, pero acumula más polvo y puede resultar denso. Un interior de líneas rectas en la gama del blanco y negro puede percibirse como frío y hostil.

En tres claves es jugar con colores, texturas y formas, para crear un interior en el que te sientas genial y ayudes a tu mente a crear un futuro más próspero.

Yo tampoco creo que una baratija vaya a hacer que la diosa fortuna, llame a la puerta de tu casa. Pero si que creo en que atraemos cosas con nuestros pensamientos.

Si cuando pones un cuadro que para tí simboliza fortuna, amor o prosperidad. Un cuadro que cuando lo ves, te acuerdes de que ese es tú amuleto de abundancia y solo su contemplación te haga sentir abundante. Es entonces cuando la abundancia empieza a fluir hacia tí.

Si te interesa conocer más en profundidad el tema, te recomiendo eches un vistazo al libro Manual completo de Feng shui de Eva Wong. En este libro, encontrarás una introducción detallada del Feng shui de las formas, que es en opinión de los expertos el primer Feng shui a aplicar. También relata paso a paso las fórmulas para calcular el Feng shui de las estrellas volantes, que tan de moda se han puesto ultimamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.