Dormitorios con Feng shui

El feng shui en el dormitorio tiene reglas muy claras y precisas para el dormitorio.

Dormitorio en la zona yin del hogar

Los chinos denominan a la zona del tigre, como la zona yin del hogar. Es la zona ideal para descansar.

¿Quieres conocer donde está la zona del tigre en tu hogar?, pues sitúate de frente a la puerta de entrada de tu vivienda, la parte de la casa situada a tu mano derecha es la zona del tigre. La de tu mano izquierda es la del dragón.

Ubicación de la cama

  • Siempre con una pared sólida detrás
  • Los pies no deben mirar hacia la puerta
  • No debajo de una ventana
  • No tener vigas que dividan la cama. Especialmente esto puede dividir a la pareja.

Posición de la pareja en la cama

Igualmente según el Feng shui, en la zona del dragón Yang se situa el miembro de la pareja, que carga con mayor responsabilidad de la casa. En la derecha Tigre yin el cónyuge más pasivo.

Normalmente se asocia Yin con lo femenino y Yang con lo masculino, pero esto más que referirse a géneros, trata sobre tipos de energía. Ya que hay mujeres más enérgicas a las que gusta llevar el mando y viceversa.

Igualmente, es importante el equilibrio. Y que cada uno tenga su parcela de poder. Por eso en una casa Yang, en la mayor parte de la vivienda recaiga al lado izquierdo de la puerta. La mujer puede necesitar el lado de la cama Yang (o dragón, lado izquierdo) para tener fortaleza en la relación. E irse al lado Yin, si siente que su pareja, delega todas las cargas del hogar sobre ella.

No espejos ni superficies reflectantes.

Para el Feng shui, el espejo simboliza el elemento agua y dispersa lo que refleja, así que si nos refleja a nosotros mientras dormimos perjudica nuestro sueño. La energía del riñón y en consecuencia la energía sexual.

Incluso para el Feng shui, el espejo puede ser causante de infidelidades o la intromisión de terceras personas en la pareja.

Evitar los baños dentro de las habitaciones.

La energía del baño es nefasta esté donde esté. El retrete simboliza un desagüe por el que se va la energía y a cambio desprende un hálito perjudicial para las habitaciones más cercanas.

No digamos en el caso de que la puerta del baño de directamente a la cama, puede ser causa de problemas estomacales y genitales.

Igualmente, no se recomienda que el cabecero de nuestra cama apoye en una pared de baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.