Siete sillas de diseño que debes conocer

Cuando estudiaba diseño de interiores en la facultad, recuerdo que siempre me decían esto:

En un interior, puedes diseñar casi de todo, pero no diseñes las sillas

La razón es, que puedes llamar al carpintero y pedirle que te haga una cama a medida, una librería o una mesa. Pero en las sillas, el coste de producción va a ser exagerado y no compensará el encargo de 6 o 10 sillas a lo sumo.

Sillas de diseño

Muchas de las sillas que vemos en los interiores modernos fueron en realidad creadas en en la primera mitad del siglo XX.

Aunque muchas de estas sillas, las han ajustado a las medidas antropométricas actuales, puesto que la población mundial es más grande que hace tres generaciones. Lo cierto es que su esencia se conserva y se versiona por doquier.

Silla Wayland

De origen inglés, esta mítica silla de madera, se sigue produciendo a mano todavía en Rhode Island, por la empresa O&G.

Es confortable porque te recoge toda la espalda, cálida, robusta y además puedes apoyar los pies.

En la foto de abajo, se han pintado de colores alegres, dando la nota de color perfecta en las decoraciones nórdicas más neutras.

Silla Tolix

También llamada silla Torix o Bistro, es una silla metálica limpia, ideal para exteriores, que originalmente se popularizó en los cafés de París de los primeros años del S.XX. Además es apilable, por lo que se hace ideal para hostelería.

Por su fácil limpieza, queda muy bien en cocinas, o terrazas. Yo la tengo en mi cocina y me aporta ese toque industrial que tanto me gusta. Te recomiendo comprarla con base de madera, para hacerla más cálida o poner un cojín.

Eames Plywood chairs

La revista Times la definió, como una de las mejores sillas del S.XX y razones no le faltan, ha sido imitada pero nunca mejorada.

Se fabrica gracias a la tecnología del curvado de láminas de madera unidas mediante colas especiales, que desarrolló el matrimonio de Ray y Charles Eames.

La puedes encontrar con patas en madera o en metal.

Eames Plastic chair

Otra silla más para este tandem. El uso del plástico, fue algo novedoso en los años 60 y desde entonces, no ha parado de producirse en diferentes versiones, con patas de metal, madera, apoyabrazos en forma de mecedora, etc…

Silla Panton

Otra silla de plástico inyectado, realizada en una sola pieza que resuelve simultáneamente:

  • asiento
  • respaldo
  • patas

Gracias al cuidado estudio de su equilibrio. Su diseñador de origen danés, (que dió nombre a esta silla) trabajó con uno de los grandes maestros del diseño del siglo XX, Arne Jacobsen. Creador de la silla hormiga.

Ant chair. Silla hormiga

Nació también en Dinamarca, debe su nombre a la curiosa forma de su respaldo. Diseño cuidado, limpio y apilable. Es ideal para cocinas.

Silla Thonet

También conocida como silla nº 14, por ser su número en el catálogo de este fabricante. Es la abuela de todas y seguramente estás harto de verla en los bares.

Nació en el año 1859, gracias al uso del moldeado de la madera a vapor, aunque actualmente en hostelería se usa de metal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.